w
w
w
.
x
h
a
r
a
y
n
a
v
a
r
r
o
.
c
o
m

j
u
l
i
o

2
0
0
4

Maleficios
09/01/2003 - 10/01/2003 10/01/2003 - 11/01/2003 11/01/2003 - 12/01/2003 12/01/2003 - 01/01/2004 01/01/2004 - 02/01/2004 04/01/2004 - 05/01/2004 05/01/2004 - 06/01/2004 06/01/2004 - 07/01/2004 07/01/2004 - 08/01/2004
Orbitácora
Estación de Nieblas
Animosidad contestataria
J. Quinn
Mismamente
Wurzel Tod
100 cadáveres
Calumnia que...
Visual Pain
Harmony House
Ten Brinken
Aureal
MMM
Bestiario
Parkes
Bajema
Butto'
Cisne Negro
Popcultureshock
Tales of Mystery
Zendinou
Tragically Hip
Peter van Stralen
Digital Apocalypse
J. P. Witkin
Home13
Kilfish
Zonezero
Eyes of Chaos
X N
Alternity
Letanías
O. R. E.
Moonlight
Dead can dance
Die form
Bauhaus
Gathering
Attrition
Tool
Black tape for...
Die form
Peter Murphy
Diamanda Galas
Smiths
Lycia
Cranes
Mothem Vlade Art
Qntal
Kirlian Camera
Mors Syphilitica
The Mission


Grimorios
Literatura heterodoxa
Literatura gótica
Biblia
Erolecturas
Sadrac
Alirburia
Akelarre
Erba della strega
C.G.
Suspiria
Gothic radio
DarkWorlds
S.P.I.
La cripta
D Side









Site Feed
Perfil























































| + la mala bruja + |

Galería del mes de julio:
Xharay Navarro















































































| + septiembre 12, 2003 + |

Puertas de oro

Acabo de salir de una reunión TERRIBLE. Abro El Mundo y me encuentro esto.

Lo único bueno del día de hoy es que ya tengo los billetes para Madrid :-)

lo dijo: Darwi O. a las 7:00 p. m.


| + septiembre 11, 2003 + |

Ángeles e insectos




Poco a poco pretendo hacer una pequeña reseña de las páginas que aparecen en los enlaces. La primera es Bajema, quizá porque es una de las primeras páginas de diseño gráfico que descubrí cuando comencé a navergar por la red, la web se ha modernizado varias veces, con mayor o menor fortuna, en mi opinión, pero siempre interesante. Beth Bajema es una de esas artistas “recurrentes” y obsesivas, pero sugerente.

Aparte de su calidad como artista, lo que sí que es de visita obligada es sun e-zine "Insects and angels”, donde Bajema da un repaso a páginas web de diseño gráfico, fotografía o pintura, generalmente de temática ‘inquietante’ (difícil definirla de otro modo), es decir, todo aquel arte que se aparte un poco del concepto tradicional de belleza (fetichista, tenebrosa, sádica, decadente…). Merece la pena echar un vistazo a la edición de otoño 2003, y más aún merece la pena visionar su archivo. Desgraciadamente muchas de las páginas que aparecen en él ya no existen. De la nueva edición he seleccionado a Cary Drexl y a Zendinou como botón de muestra. Que lo disfruten.

lo dijo: Darwi O. a las 12:24 p. m.


| + septiembre 10, 2003 + |

qué bien me conocen...



Dangerous men? Why captain, you have no idea.
Which Extraordinary Gentleman are you?

lo dijo: Darwi O. a las 5:36 p. m.



I put a spell on you (slow-food mix)

Hace poco ha salido el Nuevo CD de Natacha Atlas. Para quien no la conozca, Natacha es una cantante egipcia que hace música egipcia (hoy estoy especialmente ocurrente). En sus últimos álbumes se puede apreciar eso que está tanto de moda y que se denomina ‘mestizaje cultural’. Yo tengo varios de sus discos y reconozco que me encanta, siento adoración por la cultura medio-oriental (ya sea hebrea, persa o árabe) y especialmente por su literatura y por su música. A lo que iba, ayer no hubo manera de escuchar ninguno de sus nuevos temas desde su página web, pero… siempre nos queda Amazon.com, al menos pude permitirme unos segundos de cuatro temas, y mi conclusión (arriesgadísima, ya lo sé) es que no me ha gustado. Quizá cuando consiga escucharlo completo cambie de opinión, pero ayer no pude evitar una expresión horrorizada cuando escuchaba aquellos ritmos ‘reggae' por debajo de la maravillosa voz de “mi” Natacha y entre el din-don de los crótalos. Mestizaje sí, pero con cabeza.
Creo que fue en mi ¿…último? viaje a Madrid cuando alguien muy especial (hola, osito) nos llevó a mí y a mi hombre por nuevos antros de perdición que, debido a mi prolongada ausencia de la ciudad de mis sueños, desconozco. En uno de esos garitos, tres músicos hacían una especie de chill-out, tipo budha-bar, o dicho en cristiano: música india y ritmos sintéticos por debajo de los 120 bpm. Bien ejecutada y muy agradable, estos “chicos” no tuvieron otra idea que contratar a una “especie” de bailarina de danza del vientre para que les acompañara. Y yo a eso digo: no!.

Por favor, no me deis esos disgustos, mezclar está bien, pero cuando se sabe lo que se está haciendo, cuando se investiga, cuando hay algo de fondo. No me vale que me pongas la primera bailarina que pillas (que lo mismo me hubieran puesto un sufi dando vueltas, al fin y al cabo: oriente es oriente…) y no me vale que me pongas ritmos reggae entre crótalos porque el mestizaje esté de moda.


El anterior álbum de Natacha contenía una curiosísima versión del ‘i put a spell on you’. De lo más kitsch que he oído en mucho tiempo, tan inocente y tan divertida… llena de energía, me da un subidón y unas ganas de bailar locas cada vez que la oigo. Y Natacha… con esa pronunciación del inglés que supera en despropósitos a la mía… ese “heartache” con triple erre… es sencillamente encantador. Pero lo de este último CD me parece exagerado, experimentar está muy bien, pero intentando permanecer en los límites del buen gusto y manteniendo siempre las raíces y los conceptos claros.

Porque todo esto me recuerda mi última experiencia extra-sensorial (yo llamo experiencia extra-sensorial a esas vivencias que golpean con especial fuerza, hasta niveles de placer sublime, cualquiera de mis sentidos; que lo otro, lo de los ‘esotéricos’ es más meta-sensorial que otra cosa). Aconteció en un restaurante-enoteca cerca de mi casa, uno de esos sitios donde te sirven raciones minúsculas en platos enormes, que me gustan tanto. La sommelier de este restaurante es una auténtica experta y coincidimos en gustos, como no hacía demasiado calor, le pedí que nos recomendara un Dolcetto D’Alba que, siendo un vino de la zona (entendiendo ‘zona’ en un sentido amplio), tiene, por tanto, un precio bastante asequible, no es ni afrutado ni ácido, sin llegar a ser uno de esos vinos que a mí me gusta llamar ‘de otoño’, y, como maridaje, va bien con casi cualquier plato. Nos costó mucho mantener el gesto estoico mientras nos recomendaba un dolcetto de los viñedos ‘Cogno’ (sí, sí… se pronuncia así), alababa sus ‘buenos caldos’ y se lamentaba de la parquedad de la producción. Y era un buen vino y una muy buena comida, pero la revelación divina llegó con el postre, que más que un postre era una epifanía: un helado en dos capas, la primera de helado de curry y la segunda de canela, sobre un lecho de browney de chocolate rodeado de una crema de vainilla y grosellas y acompañado de una tacita de chocolate amargo. Soy consciente de que así expresado suena asqueroso, pero a mí me corrían lágrimas de gusto. Platos como ésos son de esas cosas buenas que nos está trayendo la globalización. Porque está claro donde empieza y donde termina el origen de cada cosa, porque se llama a las cosas por su nombre y la gente que los hace no obra de cualquier manera, experimenta documentándose. No se va a tontas ni a locas. El mestizaje es bienvenido cuando se sabe lo que se está haciendo, se distinguen las raíces de las cosas y se utiliza en pos de la realización de algo ‘exquisito’, nunca como un ‘a ver qué pasa’. Ya sea en la música, la literatura o la comida, supongo que al final lo que prima es la satisfacción que se toma de las cosas y su nivel de excelencia.


Y Natacha tiene una bonita voz pero nunca será Ophra Haza.


PD: releyendo: el castellano ya no es castellano, es un batiburrillo.
PPD: mi insistencia con los superlativos no se debe a un contagio con el italiano, es que de pequeña leía demasiado a V. Aleixandre


lo dijo: Darwi O. a las 10:58 a. m.


| + septiembre 09, 2003 + |

El artista y su obra

Ha muerto Leni Riefenstahl, la autora del mejor documental deportivo de la historia, un documental donde la belleza del cuerpo humano primaba sobre todo lo demás, una mujer tremendamente innovadora tanto a nivel técnico como estético. Una gran directora de cine. Hace poco estuve viendo un documental en el que se la entrevistaba y explicaba su posición sobre el nazismo. Puede que lo que dijo en esta entrevista sea cierto o que simplemente se equivocara. Una gran equivocación, sin duda, que la ha marcado para siempre. Supongo que siempre nos quedará la duda de si Riefenstahl sabía de verdad lo que estaba pasando.


Qué difícil es a veces separar al artista de su obra. Descanse en paz.

lo dijo: Darwi O. a las 4:08 p. m.



Los cuernos del carnero

La primera cosa que quiero hacer es hablar de un artista italiano que he descubierto hace poco. Se llama Saturno Buttó, y no te deja indiferente. Su sitio web se actualiza con frecuencia, añadiendo nuevas obras. Tiene dos galerías, una de los años 90 y otra ya en los 00. La galería de los noventa es la que más me gusta, por esa mezcla un tanto burlona de los grandes clásicos, como Caravaggio con las expresiones y los hábitos de nuestros coetáneos, los gestos, a menudos plagados de malicia, de "vecinita lasciva" del quinto, que contrastan con los homenajes a los grandes maestros, bañándose en toda su afectación, sus colores y sus cuadros de mártires… artista santo y malevolente, los tonos siempre cálidos y manando a chorros el rojo "settecentesco", que evoca el rojo del vestido de la virgen en el cuadro sobre la muerte de María que pintó Caravaggio. Hay un cierto tono de rojo que en Italia he oído llamar ‘rojo tiziano’, pues es bastante parecido a este rojo que se ve en Buttó, un rojo barroco de cuadro tenebrista más bien, de sangre reseca, algo turbio y veteado. Mi reacción ante la primeras imágenes fue de desagrado, pero a base de ir descubriendo cada uno de los cuadros, de introducirme en los ojos fogosos del artista, que es más un niño sinvergüenza que un pintor, ha terminado por fascinarme. Usa y abusa de la espiral sobre la cabeza, la corona de Aker, como un guiño al paganismo y el acero de las torsiones símbolo del dolor requerido y anhelado.

La galería de los ‘doblecero’, tiene otro toque distinto con el que Buttó se adentra aún más en el fetichismo, igual de irreverente pero con una sexualidad más incisiva, donde el negro se alza como protagonista con su contraste al rojo, un negro brillante de látex, llamativo, en ningún caso un negro tenebroso, sino vivaz, que nos trasmite el olor del plástico. Sexo de sillón, que no de alcoba.

Y sus retratados son siempre ‘humanos’, cotidianos, gente de la calle, mostrados tal cual, sin ser embellecidos lo más mínimo, ausentes de retoque y coronados a menudo con la cornamenta del carnero, como si se tratase de algún tipo de reverencia a lo profano o quizá a lo diabólico.


lo dijo: Darwi O. a las 8:47 a. m.


| + septiembre 08, 2003 + |

Vieja Bruja

A veces pienso que soy como la bruja mala de los cuentos de hadas. O que al menos tengo vocación de eso, hubiera sido la villana de la pelí­cula y lo hubiera hecho muy bien, pero un rí­gido concepto de lo que es correcto y que me ha llegado de dios sabe dónde, me impide a menudo dejar que sea mi vena sádica la que se imponga.

lo dijo: Darwi O. a las 4:22 p. m.